.

.
BLOG DE LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA:
http://jornadasdenovelahistoricaengranada.blogspot.com.es

31.3.13

DEL BLOG CIERTA DISTANCIA DE MIGUEL SANFELIU

Miguel Sanfeliu mantiene un blog de alta calidad que refleja lo bien que se mueve en el mundo literario, con una seriedad y entrega poco común. Su Cuestionario básico es ya un referente. Los escritores que han aparecido en él y los que aparecerán nos enseñan su forma de trabajar, sus inquietudes y necesidades a la hora de escribir. He tenido la inmensa suerte de que Miguel me considere válida para este cuestionario y aquí aparezco. Mi más sincero agradecimiento.


Carolina Molina - Cuestionario básico



1.- ¿Por qué escribes?

Escribo por necesidad. Comencé sin darme cuenta, a los doce años. Pocos días han pasado desde entonces sin que escriba. Necesito comunicarme, expresar. Para mí no hay droga mejor que escribir, realmente me siento feliz cuando lo hago.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

No tengo muchas manías. Escribo casi siempre en el mismo lugar, con la luz y la mesa a la altura adecuada para proteger las cervicales. Prefiero escribir por la tarde o por la noche, aunque no depende de mí, sino del momento en que la familia me permita hacerlo. Por obligación me rodeo de libros para ir tomando datos y por adicción, siempre bebo un té rojo con leche. Una taza detrás de otra, por la noche me habré tomado unas doce.

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

Busco lo original, lo que no se haya tocado antes. Cualquier tema puede ser bueno, aunque he centrado casi toda mi obra en la historia de Granada no me cierro a otras posibilidades. Me gusta la novela histórica pero me siento cómoda con otros géneros. Me gusta hacer cosas nuevas y sentir que aprendo y avanzo.

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

Intento tener todo controlado, fechas, escenas…una estructura previa a cada escrito me ayuda a ordenar las ideas. Luego cada día antes de acostarme pienso en la escena que seguirá. Leo a autores de la época que trato en mis novelas o del género concreto que voy a tratar en el futuro porque tiendo a contagiarme de los estilos y no quiero interferencias de épocas diferentes. Es decir, que si escribo una historia del siglo XIX solo leo autores del XIX. También veo mucho cine. Me ayuda a imaginar escenas, los movimientos de los personajes. Siempre escribo con una idea fija en la cabeza.

5.- ¿Eres de los que se deja llevar por la historia o de los que lo tienen todo planificado desde el principio?

Lo planifico todo muy bien antes. En la novela histórica es imprescindible. Un año antes de empezar a escribir la novela ya tengo hecha mi estructura histórica. Guiándome por ella salen los personajes, que en la medida en que escribes son totalmente libres de nacer, vivir o morir, según el momento. Suelo conocer el principio y el fin de la novela antes de empezarla. Con los otros géneros soy muy intuitiva y lo único que repito y me funciona es corregir, corregir y corregir. Hay cuentos o ensayos que he venido modificando desde hace más de diez años y no consigo estar contenta de su resultado.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?
Ahora estoy centrada en el siglo XIX y he descubierto autores y libros que me han impactado agradablemente. Los libros que he repasado durante los últimos años son La edad de la inocencia de Edith Wharton y El gatopardo de Lampedusa. Pero por encima de todos los autores que me han acompañado a lo largo de mi vida literaria, como Federico García Lorca, tengo que reconocer que Benito Pérez Galdós ha sido el que más me ha influido. Con él me divierto y aprendo. Y en estos momentos es mi objetivo.

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.

En la actualidad finalizo la trilogía granadina de Los Cid. La comencé con Guardianes de la Alhambra, que continuó con Noches en Bib-Rambla, publicada el pasado año y mi intención es acabar con una tercera novela, con título provisional Memorias de Max, el romántico. Las tres novelas se centran en los cambios sufridos en la ciudad de Granada a lo largo del siglo XIX. Podría decirse que es la trilogía que narra la destrucción del patrimonio histórico y artístico de esta ciudad. Como es lógico todo ello está aderezado con historias humanas, la vida de una saga familiar, que es la de los Cid. En Memorias de Max me adentro en los primeros periodistas profesionales y en los escritores más destacados del momento. Ha sido muy divertido incluir en estas páginas a Benito Pérez Galdós, Valle-Inclán, Valera o a Angel Ganivet.



Carolina Molina. Desde muy niña empieza a escribir y gana premios y accésit en distintos concursos literarios. Después de estudiar Periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid se dedica, durante algún tiempo, al teatro y crea un grupo de teatro independiente junto a varios amigos. Ha tocado varios géneros literarios: La novela fantástica hasta el año 2000 dedicándose a los extensos volúmenes de El Reino de los Asturcones, ambientada en las raíces y folklore asturianos. Pero será a partir de 1995, cuando toma contacto con Granada y empieza a vincularse con la ciudad, fruto de ese encuentro es su primera novela histórica La luna sobre la Sabika (Entrelíneas Editores. Madrid. 2003), que tuvo buena acogida. Su segunda novela histórica, Mayrit entre dos murallas, ambientada en los orígenes musulmanes de Madrid (2004) ha resultado ser una novela de culto, original y comprometida. En 2006 publica con Roca Editorial su tercera novela Sueños del Albayzin, que la consagra como novelista y la une, definitivamente, a Granada. Colabora en distintas revistas de la ciudad, como El Legado Andalusí, una sociedad mediterránea y, algo más recientemente, la revista literaria EntreRíos o Garnata. Su línea de investigación se centra en la Granada romana (Ilíberis) y los cambios experimentados en el patrimonio artístico granadino durante el siglo XIX. Ha conferenciado sobre la cultura andalusí en bibliotecas de distintas partes de España y fue invitada por el Instituto Cervantes de Utrecht (Holanda) para hablar del legado de al-Andalus. Sus últimas novelas, Las vidas de Iliberri y Guardianes de la Alhambraempiezan la trilogía de su personaje, Max Cid. En la actualidad coordina la sección del periódico digital El Heraldo del Henares "Erase un cuento" y dirige la colección de narrativa de la editorial granadina Zumaya. Ha coordinado el monográfico dedicado al relato breve Los que cuentan de la revista EntreRíos (2011). En la actualidad se centra en el género de la novela histórica y el cuento. En 2012 publica la segunda parte de Guardianes de la Alhambra, cuyo título es Noches en Bib-Rambla (Rocaeditorial, 2012) 

DEL BLOG NADIE ESTÁ SOLO


Sueños del Albayzín . Carolina Molina




Sinopsis 


Said Ibn Tammim es un joven indomable que deambula por las solitarias calles del Albayzín, desde donde sueña con los palacios de la Alhambra que el sultán Yusuf I ha ordenado levantar.  Allí se enamorará de Asha, la joven con el lunar en el labio que vive en la Casa del Gallo del Viento.  Un día se aventura hacia lo desconocido, la colina de la Alhambra, donde se ganará la confianza del sultán, conseguirá la amistad del visir poeta Ibn al-Jatib y se casará con la mujer a la que ama, Asha. Pero Said no es feliz ya que su amor no es correspondido: el suyo es un amor basado en la mentira, porque Asha nunca compartió los sentimientos de Said y sigue escondiendo en su corazón la llama del amor verdadero por otro hombre.

Sueños del Albayzín es una novela con forma de leyenda, con la que su autora nos adentra en la Granada del siglo XIV, a través de las calles y plazas del Albayzín, de sus mezquitas y puertas. Carolina Molina nos explica el misterio de la construcción de la Alhambra a través de los hechos históricos más representativos de la época, desde la legendaria batalla del rio Salado hasta la peste que asolo Europa a mediados del siglo XIV. Una novela de amor e intrigas palaciegas que nos supondrá un agradable sueño, el sueño del Albayzín.


___________________________________________



Sueños del Albayzín nos propone un recorrido por la Granada del siglo XIV, es decir, por la Granada Nazarí, combinando una historia de amor, pinceladas históricas de la época (con batallas y hechos reales en los que participa el protagonista) para centrarnos bien en el argumento, la construcción de la Alhambra. Además combina personajes reales como Ibn al-Jatib o el propio sultán Yusuf I con personajes ficticios como son los dos protagonistas, Said y Asha.

Al final del libro Carolina Molina incluye una serie de anexos explicativos para no sobrecargar lo que es la novela en sí, cosa que agradezco enormemente porque cuando busco una novela histórica, lo que quiero leer es una novela y no una clase de historia. Me gusta que esté bien ambientada y bien centrada en la época de que se trate pero sin llegar a eclipsar la trama de la novela. No sé si me explico.

En estos anexos nos encontramos: referencias árabes, lista de personajes, lista de personajes históricos, referencias para conocer mejor la ciudad de Granada que es especialmente interesante porque es como una guía turística de la novela para poder enclavar los escenarios y podría servir para hacer la ruta literaria; hechos cronológicos de Ibn al-Jatib; hechos cronológicos de la batalla de Tarifa.

Asimismo, la propia Carolina Molina nos cuenta lo que hay de real y de ficción en la novela.

Todo esto ayuda a centrar la historia de la novela pero sin interferir en el transcurso de la misma.

La pareja protagonista de Sueños del Albayzín no son los amantes de Teruel pero tontos son un rato. Y no los llamo los amantes de Granada porque esos son Boabdil e Isabel de Solís. Said es un cobarde en su relación con Asha. Pero es que Asha es una mujer caprichosa acostumbrada a hacer y deshacer en su casa desde siempre que se obceca con un enamoramiento… a ver como lo explico sin spoilear. Ella está enamorada de una persona que no conoce (porque no sabe quién es su enamorado) y por esto mismo odia a su marido.

La verdad es que el carácter de Asha no me pega mucho con lo que se supondría que le hubiera tocado tener en aquella época. 

Con Said tampoco he llegado a empatizar mucho. Su comportamiento a lo largo de la novela no es lo que se dice precisamente ejemplar, más bien todo lo contrario y, sin embargo, en todo momento se le trata como si fuera el héroe. 

El que sí me ha gustado es Ibn al-Jatib. Siempre con la palabra justa en la boca, no en vano fue poeta y hombre polifacético donde los haya. Llego incluso a ser visir de Yusuf I además de médico y geógrafo.


En general la novela me ha gustado bastante aunque no haya llegado a conectar con estos dos (no he llegado a entenderlos en ningún momento). Me la he leído rápido porque incita a leer. Te lleva de viaje a un sitio y una época de leyenda, de cuento de Las mil y una noches. Y dan unas ganas enormes de pasear por la Alhambra o por el Albaicín buscando los rincones que en este libro aparecen.

No quería terminar la reseña sin antes hablar del formato del libro. El que yo tengo es el de tapa dura con sobrecubiertas. Me gusta mucho como es este libro, el fácil manejo que tiene a la hora de leer y, sobre todo, me gusta la tipografía que Roca editorial ha usado. Las letras son muy bonitas.

Por último, quiero agradecer a Carolina Molina la dedicatoria del libro. Ten por seguro que he disfrutado con esta historia.
  


18.3.13

LLENO TOTAL EN LAS PRIMERAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA EN GRANADA

Con una gran asistencia de público, las Primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada abren una vía inexistente en la ciudad: la promoción y proyección de la novela histórica en la ciudad de Granada. La Biblioteca de Andalucía que acogió a cientos de personas de diferentes círculos culturales, dio ejemplo, nuevamente, de compromiso con el mundo de las letras. La inauguración contó con Javier Álvarez, director de la Biblioteca y Ana Gámez, delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Blas Malo, director de las jornadas y con ambas coordinadoras de las mismas, Carolina Molina y Ana Morilla. Granada necesita de este tipo de proyectos, de hecho, el propio director de las jornadas, Blas Malo, confesó que las jornadas parten de la “envidia” que inspiran otras provincias, pioneras en encuentros con lectores, jornadas y congresos, que impulsan la novela histórica, uno de los géneros más leídos. Las bibliotecas municipales, y provinciales en Granada han contribuido a través de sus clubs de lectura y rutas literarias al acercamiento de la literatura histórica, que tiene la virtud de tener siempre a la ciudad como personaje y así pues hacerla viva. Tanto bibliotecas como clubs de lectura saben lo importante que es exportar la literatura de Granada, riquísima y de alta calidad, a otras provincias, tomar lo mejor de ellas y actuar bajo la colaboración desinteresada, sin más finalidad que el fomento a la lectura. Todas las expectativas que se pretendían cumplir con las Jornadas de Novela Histórica se han superado. Gracias, en su gran medida, al propio lector que ha promovido por medios digitales la celebración de las mismas. Queda aún convencer a la prensa escrita de Granada de la importancia de este tipo de actos, que sin respaldo económico ni político, son y deben ser en estos tiempos confusos de crisis y desgana intelectual, el acicate para reivindicar esos magníficos valores granadinos, nuestra cultura, que fue ejemplo a seguir en siglos atrás. También es indispensable contar con colaboradores y patrocinadores granadinos o no, que presten su imagen a las jornadas y de los cuales ha habido una amplia representación en 2013. Las Jornadas de Novela Histórica continuarán en el tiempo. Las propuestas para 2014 son amplias y pretenden, bajo el título de Narradoras y Narradas vincularse con el universo femenino a través de sus autoras y de los autores que tomaron como personajes a mujeres. Se pondrá atención especial a los autores y autoras granadinas porque estas jornadas y las venideras se realizan por y para Granada.

14.3.13

PRIMERAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA EN GRANADA

Queridos amigos, lectores y granadinos: Os invito a las Primeras Jornadas de Novela Histórica en Granada. Comenzaremos a las 11h en la Biblioteca de Andalucía. Entrada libre hasta completar aforo.
Hablaremos y reflexionaremos sobre el género histórico, los autores (que son muchos) se presentarán y conversarán, firmarán libros y presenciaremos danza del vientre y música en directo.
NO OS LO PERDÁIS:



(Con el permiso de Ideal en Clase y Antonio Arenas)

PRESENTACIÓN DE LAS FRUTAS DE LA LUNA DE ÁNGEL OLGOSO EN GRANADA


 
Aquí también estaré.






El próximo viernes 15 de marzo, el escritor granadino Angel Olgoso nos presentará su nuevo trabajo quelleva por título "Las frutas de la Luna" editado por la editorial "menoscuarto" y que recoge una veintena de relatos.


 Las veinte nuevas historias recogidas en este libro nos muestran visiones oscuras y atmósferas inquietantes, desde perspectivas siempre vertiginosas. 

El autor, cuentista de culto y referencia ineludible en la narrativa breve actual en español, vuelve a entretejer con lirismo la lógica y el asombro, la maravilla y el horror. La imaginación desbordante de este libro brinda al lector páginas llenas de mundos posibles e imposibles, tan extraños como poblados de belleza.

La presentación comenzará a las 20.00 horas


PRESENTACIÓN EL ORO DE LOS DIOSES EN GRANADA


Estaré con Alfonso Cost y Juan B. Roldán en Granada, dándoles ánimos y mirando la Alhambra de vez en cuando.

9.3.13

DEDICATORIA A MEDARDO FRAILE. ALGUNAS COSAS QUE ÉL NO SABÍA

Junto a Angelina Lamelas, el día 9 de octubre de 2010.


Ayer mismo recogía de la oficina de Correos un paquete enviado por una librería en cuyo interior se encontraba un libro de Medardo Fraile. Se trataba de su novela Laberinto de fortuna, reeditada por Menoscuarto y que tenía el propósito de ser regalada a un gran amigo y admirador suyo. Mi intención era esperar al día 13 de marzo, fecha de su cumpleaños, escribirlo como otros años (alguno se me pasaba) y decirle: He regalado tu novela y espero que la mía me la firmes en la próxima Feria del Libro de Madrid.

Desde que nos conocimos las visitas a la caseta en donde Medardo pasaba el tiempo con sus amigos, frecuentemente de Huerga y Fierro, era un ritual para mí. Todos los años me firmaba un libro diferente y este año, me quedaba esa novela que tenía un interés especial en leer por ser la única que escribió este cuentista inquieto que había revolucionado el mundo de la narrativa breve de su tiempo.

Él decía que pasaba el rato sentado en la caseta y a veces lo encontraba solo, rodeado de autores principiantes o de dudosa calidad pero famosísimos por salir en la tele. Tenían estos largas filas de pacientes lectores  y Medardo levantaba los hombros con humildad pasmosa y decía, bueno, así es la vida.

Nos conocimos a través de la Sección del Heraldo del Henares en la que fue, de alguna manera, su padrino. A él, como correspondía, lo publicamos el primero y concedió a Roberto Mangas una entrevista muy reveladora de su carácter y de su gran maestría como cuentista. Un día, con motivo de una presentación en Madrid de uno de sus libros se propuso una comida y fuimos a comer juntos. Recuerdo que fue el 9 de octubre de 2010. Me dijo: Vamos a comer a un restaurante de mi barrio, date cuenta que soy un hombre mayor y no puedo andar mucho. Pero cuando llegué al lugar convenido y verlo de lejos (ya lo conocía de su presentación pero no reparé en ello) vi a un hombre  erguido, de estatura correcta, y con un porte gallardo casi europeo. Era un día lluvioso y claro, llevaba un paraguas, como si fuera un escocés, pero él siempre fue madrileño y muy madrileño.

Invitó para la ocasión a su amiga y también gran escritora Angelina Lamelas y los tres comimos con gran charla, sin que nos pareciera que no nos conocíamos de nada y después de contarnos algunas cosas le regalé un ejemplar de Guardianes de la Alhambra y una cosa que no se esperaba.

En sus memorias decía Medardo que había nacido en el Paseo de las Delicias, calle cercana a mi domicilio. Esto me sorprendió porque había coincidencia en que pudiera haber nacido (con diferencia de dos años), en la misma casa en que nació mi padre. Así que unos días antes de quedar con él recorrí mi barrio e hice fotos de las casas en donde nació y vivió. Una de ellas, en la calle Guillermo de Osma, 4, también de mi barrio, parecía ser en la que vivió los primeros cuatro años de su infancia. Miró las fotos con curiosidad y me lo agradeció sinceramente. Desde entonces no hay vez que no pase por el Paseo de las Delicias, cerca ya de la Plaza de Legazpi y no recuerde a Medardo.

En esa comida me dijo una frase que no he podido olvidar. Él hablaba de que la edad impone, que la muerte acecha y no hablaba de ella con miedo, ni mucho menos. Me dijo: “Hay que escribir para cuando uno esté muerto”. Lo decía con entereza,  con la seguridad de que había hecho mucho (de algunas cosas no estaba satisfecho pero las aceptaba con honestidad). Hablamos de Granada, en donde estuvo viviendo una temporada y era su memoria tan  prodigiosa que nos cantó a Angelina y a mí una tonadilla que oía en el patio de una casa en donde se alojó y que no había vuelto a oír desde hacía unas cuantas décadas.

Medardo, con sus ojos azules intensos y su nombre portentoso, era un hombre singular. Generoso. Un hombre con geniecillo y con la caballerosidad suficiente como para pedir perdón si había que hacerlo. Decía las cosas como creía que había que decirlas. Para mí que su valentía le fue ingrata incluso en los últimos tiempos.

Lo echaré de menos cada año, en cada feria, cada vez que lea un cuento, cada vez que un ladrón se asome a las páginas de un libro y cada año, cuando los árboles de mi barrio deshojen y  la calle se alfombre del pan y quesillo.

Una vez, Medardo, me dedicaste, a propósito de nuestro común apellido que él tenía en tercer o cuarto orden:

“A Carolina, que se apellida Molina, como yo, según dicen apellido judío, aunque no se nos note…”

Hoy te dedico a ti esto, Medardo: mi recuerdo.

Casa de C/Guillermo de Osma, en donde pudo vivir sus primeros años .

Casa del Paseo de las Delicias ubicada en la zona aproximada  en donde estaba la casa real  en donde nació Medardo.


JUAN LUIS TAPIA HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA EN IDEAL

JUAN LUIS TAPIA HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA EN IDEAL

MELCHOR SÁIZ-PARDO HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA (IDEAL GRANADA)

MELCHOR SÁIZ-PARDO HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA (IDEAL GRANADA)

JESUS ARIAS PARA GRANADA HOY

JESUS ARIAS PARA GRANADA HOY

EL BLOG DE CAROLINA MOLINA