.

.
BLOG DE LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA:
http://jornadasdenovelahistoricaengranada.blogspot.com.es

8.9.13

LA ESPADA EN LA TINTA RESEÑA EL FALSIFICADOR DE LA ALCAZABA



Como bien sabréis muchos por aquí, soy de la ciudad de Granada. En la actualidad es muy posible que lo único que hayáis escuchado de ella sea simplemente que tiene un monumento que forma parte de una de las maravillas del mundo, el cual también es considerado uno de los mas visitados junto con ejemplos tan imponentes como pueden ser la Gran Muralla China, el Taj Mahal o las pirámides de Egipto. Sin embargo, creo que durante todos estos años se ha perdido una gran parte del concepto de lo que es en sí Granada. La ciudad es más que una catedral y un castillo muy grande en una colina. La ciudad son sus calles, sus jardines, sus acontecimientos históricos –mas allá de la Caída, los Reyes Católicos y su pasado islámico–. Granada también la conforman las gentes que en ella habitan o, en este caso, habitaron.

Precisamente, sobre eso trata el último libro que he tenido el inmenso placer de leer. Se titula El falsificador de la Alcazaba, ha sido escrito por Carolina Molina y trata de los acontecimientos que tuvieron lugar a finales del siglo XVIII en una ciudad en la que la pobreza, la enfermedad, la iglesia, los nobles y los yacimientos arqueológicos se encontraban en su máximo apogeo. El protagonista de la novela, Juan de Flores, un hombre de familia influyente, sacerdote por obligación y no devoción, amante de la antigüedades mas rocambolescas y hombre avaricioso, se embarcaría en una aventura que le llevaría a concluir sus años de una forma que él jamas habría acertado a imaginar. Todo comenzará con las obras que un buen hombre realiza en sus tierras, en donde tendrá dispuesta una almidonera casera.


"Un escrito corto pero intenso, que he devorado en no más de dos días"
Debo hacer un inciso para comentaros a todos los que no seáis de Granada o a los que nunca hayas vivido aquí, que ésta es una ciudad complicada para realizar reformas en casas antiguas o para emprender determinados proyectos en zonas del casco histórico, como ya os podréis imaginar. Aquí, de hecho, hay una frase muy famosa que es: "en el Albayzin* una pala clavarás pero mil vasijas encontrarás" refiriéndose claramente al rico pasado arqueológico de estas tierras y a la problemática situación a la que se tienen que enfrentar los peticionarios de tales obras cuando la autoridad pertinente interviene en el proyecto y lo paraliza con fines científicos de interés histórico.

En el caso de El falsificador de la Alcazaba, podremos ver cómo la avaricia y la ilusión de Juan de Flores le lleva a toparse con los mismos que inventaron los restos de los llamados Libros Plúmbeos del Sacromonte, y cómo una investigación inicialmente legal para descubrir los restos de la antigua Iliberri –los míticos (ya que aún no se han encontrado) orígenes romanos de la ciudad– se convierte en un pozo de víboras traicioneras y en una red de mentiras orquestada por algunas de las personalidades mas influyentes de la época. ¿Os ha picado la curiosidad y queréis saber qué pasó al final con aquellos restos y qué destino sacudió al extraño coleccionista Juan de Flores? Os animo entonces a embarcaros en esta historia para descubrir el misterio. Estoy convencida de que os sorprenderá muy gratamente.


Narrada imitando la forma de expresarse de los medios de la época, pero sin que ello conlleve ninguna dificultad a la hora de leer ni de entender la narración, la autora nos expone los acontecimientos aplicando los valores tradicionales empleados para transmitir los cuentos clásicos, lo que viene a ser la perspicacia del lector y, en ocasiones, veremos cierta moraleja escondida entre las mismas palabras del protagonista y de aquellos que bien le quieren y le rodean.

Para mi gusto, lo mas interesante de todo es que la excavación de la que se habla en el libro estaría situada entre la zona de San Nicolás y San Miguel Bajo del barrio del Albayzín –la zona en la que llevo viviendo toda mi vida– y bien puedo decir que tanto el muro encontrado en la zona cercana al Monasterio de Santa Isabel la Real como las inmensas excavaciones –que yo misma vi, porque mi padre me presentó en su momento al arqueólogo encargado de aquello, debido a mi interés profesional– situadas justo detrás de la plaza de San Miguel Bajo y al lado del Palacio de Dar-al-Horra, tenían toda la pinta de ser el antiguo foro romano de Iliberri. Actualmente, un inmenso edificio del gobierno autonómico, prácticamente sin uso y con forma de cubo monstruoso –el cual se puede ver desde el satélite– cubre toda la zona habiendo rodeado todo el perímetro con cientos de cámaras y teniendo vigilancia nocturna. ¿No creéis, que para ser un centro de Planificación Familiar, tiene demasiada seguridad?

Teorías conspiranoicas aparte, sea este edificio lo que sea, no puedo mas que echar a volar mi imaginación con todo aquel suceso. Os aseguro que elegí mi carrera en su momento por este tipo de sensaciones que creía hace mucho tiempo olvidadas. Carolina Molina me ha devuelto el espíritu gracias a El falsificador de la Alcazabaun escrito corto pero intenso, que he devorado en no más de dos días y encima disponible en formato electrónico con una maquetación impecable. ¿Que más se puede pedir? Por el momento espero con ansia su siguiente publicación para ver con que otra nueva aventura es capaz de sorprenderme. Es una pena que por problemas técnicos no pudiésemos colgar la reseña en cuanto la realicé, pero confío en que he sabido transmitiros mi sensación con todo lo que os he dicho.

Entrada en la web: http://www.laespadaenlatinta.com/2013/08/resena-falsificador-alcazaba-carolina-molina-transbooks.htmlhttp://www.laespadaenlatinta.com/2013/08/resena-falsificador-alcazaba-carolina-molina-transbooks.html

*Para los que se extrañen por la forma en la que he escrito el nombre del barrio de el Albayzín, he de decir que siempre ha habido dos formas de escribirlo, aunque popularmente se haga usando la "i" latina y la "c" para hacerlo: "Albaicín". Personalmente, la forma en la que yo lo escribo me ha venido desde generaciones en mi familia hasta la actualidad, por lo que aparte de que me parezca una forma más elegante de escribirlo, es mi guiño a todos los míos que llevan aquí ni se sabe desde cuando.

*Las fotografías han sido tomadas en el Museo Cartográfico de Juan de la Cosa, en Potes (Cantabria), durante el mes de agosto de 2013. En ellas podemos apreciar los detalles de un par de mapas elaborados por Abraham Ortelius  en la época del Renacimiento y en los que se aprecia la ciudad de Ilíberis o Iliberri.

JUAN LUIS TAPIA HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA EN IDEAL

JUAN LUIS TAPIA HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA EN IDEAL

MELCHOR SÁIZ-PARDO HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA (IDEAL GRANADA)

MELCHOR SÁIZ-PARDO HABLA DE NOCHES EN BIB RAMBLA (IDEAL GRANADA)

JESUS ARIAS PARA GRANADA HOY

JESUS ARIAS PARA GRANADA HOY

EL BLOG DE CAROLINA MOLINA